El regreso de los Óscars

El regreso de los Óscars

En Los Angeles, el teatro Dolby abre de nuevo sus puertas para recibir lo más importante de la industria del cine que ha dado el año 2014. Vamos a contar algunas cosas sobre este famoso trofeo, que fue creado en el año 1928; es un premio que entrega la academia todos los años, aunque fue originalmente un diseño de los directores artísticos y estadounidenses Cedric Gibbons y Metro Goldwyn Mayer, quien se encargó de realizar la estatuilla fue George Stanley. Este galardón tiene unas medidas de 34 cm y su peso es de cuatro kilos. Su elaboración se hace en bronce bañado en oro.

Óscars

La estatua cuenta con una forma similar a la de un caballero armado, portando una espada que custodia en pie, sobre un rollo de película que tiene cinco radios, cada uno de estos, representa las cinco especialidades de la academia; que son los actores, guionistas, productores, técnicos y directores.

El término Oscar fue creado de forma oficial en el año 1939, después de que la bibliotecaria que posteriormente fue directora ejecutiva de la institución, Margaret Herrick se le ocurrió bautizar con ese nombre a la estatua porque le recordaba de una manera especial a su tío Óscar. En el año 1934 se empezó a hacer popular en los medios de comunicación, pero no fue hasta que transcurrieron cinco años que el nombre se hizo oficial y se generalizó.

Tan sólo dos veces se ha cambiado la forma de la estatuilla. La primera ocasión fue porque el premio se concedido a Walt Disney, obtuvo el Oscar honorario por la película Blanca Nieves; el galardón se compuso de una estatuilla grande y siete pequeñas. La segunda vez fue porque se concedió el premio al ventrílocuo Edgar Bergen, al que se le dio una estatuilla hecha de madera con boca movible.

Desde el año 1173, este premio se fabrica por la empresa Chicago´s R.S. Owens & Co. Ésta compañía efectúa aproximadamente cincuenta estatuillas por cada ceremonia. Formando parte del proceso de elaboración en el que se funden los lingotes de estaño y se vierte en moldes que tienen el diseño original.

Posteriormente se enfría y se quitan los moldes. El acabado y lustrado se efectúa a mano. En cada estatuilla se cincela un número de serie sobre la base y en la espalda. Cuando se ha terminado, se bañan con cobre, níquel, plata y oro de veinticuatro kilates. Luego, se pule cada capa y esto hace que tenga un brillo más intenso.

Sin Comentarios

Deja tu comentario